5 de mayo de 2011

EL CUERPO ES LA FRONTERA INHOLLABLE

Este poema lo escribí hace unas semanas. Líricamente no vale gran cosa, pero lo cuelgo aquí durante un tiempo. Agradeceré las críticas, ya que mi intención es mejorarlo con vuestra ayuda.








EL CUERPO ES LA FRONTERA INHOLLABLE

el beso
intenta penetrar la verdad del otro.

el sexo
intenta derribar el cuerpo del otro
la frontera
el espacio
el vacío
que separa del otro.

pero siempre gana
el cuerpo
que separa del otro.



4 comentarios:

Raulillo dijo...

Verso 4, si quitas "el otro", cobra más sentido, creo.

Teresa © Todos los derechos reservados dijo...

Supongo que ese "del otro" es parte del estribillo, no es que cobre más sentido sino que es parte del ritmo, y sí, sobra un del otro en la segunda estrofa. Sería interesante que desarrollaras más esa idea del encuentro, me hizo pensar en el puente de Cortázar.
Un beso que penetra y un sexo que derriba, esa inversión me gusta. Tú crees de verdad que el cuerpo separa?

Nos estamos leyendo! Un espacio muy interesante :)

David C. dijo...

cierto .... siempre gana el cuerpo.

anaïsea dijo...

Gracias por vuestros comentarios. En la versión definitiva he suprimido ese "del otro", creo que tenéis toda la razón. Es mi gran problema con la poesía: mi oído deja mucho que desear.

Teresa: no sé muy bien si el cuerpo separa. Realmente, la idea de que el cuerpo es un recipiente dentro del cual estamos es bastante arcaica. Pero sí creo que, de alguna manera, el cuerpo separa. Que es la única herramienta que tenemos para acercarnos a los otros y que es, de alguna manera, insuficiente y defectuosa. Supongo que Bukowski lo explicó mucho mejor que yo en uno de los pocos poemas de su producción que de verdad me gustan, "A solas con todo el mundo".

¡Gracias por pasar por aquí! ¡Un abrazo!