9 de diciembre de 2010

IDENTIDAD

Hola. Soy una rata de biblioteca.
En definitiva: soy una rata.

4 comentarios:

Rafa Monterde dijo...

Entonces ya nos parecemos en algo...

Oscar dijo...

¿Presumida? XD

Ico dijo...

Bueno hay cosas peores... me encantan las ratas simpáticas de Dickens o de Andersen, siempre eran víctimas, se escondían entre los huecos escapando de gigantes y nos parecían muy tiernas..
un beso

anaïsea dijo...

Rafa: me alegra que formemos parte de esta hermandad roedora de libros.

Óscar: me temo que si de algo peco es de lo contrario, pero ya dijo Mafalda que nadie es buen Sherlock Holmes de sí mismo.

Ico: yo comencé a tomarles cariño con el libro de La señora Frisby y las ratas de Nihm. Eran ratas muy inteligentes. Yo empecé a mirarlas con otros ojos. ¡Otro beso a ti!