18 de junio de 2010

En julio...


...je me trouverai dans ces escaliers.

5 comentarios:

Alex dijo...

París huele a huevos podridos pero supongo que tiene su encanto.

Alysha66gein dijo...

París, una ciudad con tanto encanto que una vez visitada deseas volver cien veces. Pero en otoño, el amor en otoño es más intenso y las escaleras menos empinadas.
Estupendo blog, un saludo!

anaïsea dijo...

¿Huevos podridos? ¿¿Huevos podridos??

¡Muchas gracias! Es cierto, en otoño París relumbra más todavía (hay menos gente, más frío y ese aire de melancolía en el aire), pero me temo que no puedo esperar hasta el otoño esta vez.

¡Bienvenida, Alysha66gein, y gracias por comentar!

Isa dijo...

París, París, París... tu te trouveras lá?

tranquilo dijo...

José:
El ambiente parisino tiene muy poco que ver con la vida del resto del pueblo francés. Es admirable para el visitante, pero para la mayoría de los residentes resulta abominable.