14 de agosto de 2009

LA INSOMNE APESADUMBRADA






Creí que nunca más me haría falta
huir para adentro.

Menos mal que esas cosas no se olvidan.



Fotografía, claro, por ITSASO

7 comentarios:

Oscar dijo...

Vaya, hombre ¿sigues sin poder pegar ojo?

No sé por qué me da que esta vez no es por cosas del "casero del infierno"...

Sea lo que sea, ánimo, y cuidado con los interiores, hay poca luz y menos oxígeno, no es bueno estar mucho tiempo ahí ;-)

THE BICHA`S RUNNER dijo...

Si te cruzas con alguien en el camino, dale la mano.

Bía. dijo...

"Noli foras ire, in te redi, in interiore homini habitat veritas"

ÁNIMO EN EL CAMINO DIFÍCIL HACIA ALGO GRANDE!

Bea.

anaïsea dijo...

Óscar: nací insomne, hijo, tengo esa desgracia. Pero por lo demás, he vuelto al exterior, como debe ser. No hay que pasar demasiado tiempo en interiores, como dices. Hay demasiada luz ahí fuera.

The Bicha's Runner: Me parece un gran consejo.

Bía: No sé si encontraré nada aquí dentro, pero hay que intentar buscar, al menos. Un beso.

Gracias a todos por vuestros comentarios. Sabéis que me encanta leeros. Un beso!

César Rina dijo...

Las fotos son magníficas.

PD: Es un engorro el insomnio. Por suerte, aún duermo en cualquier esquina

anaïsea dijo...

No sabes cómo te envidio, César. Y a mí también me parecen espectaculares las fotografías, por eso se las pedí prestadas a Itsaso. Pásate por su flickr, si no lo has hecho. Verás qué disfrute para los sentidos.

César Rina dijo...

No creas que todo son ventajas. En cuanto se pone el sol, mis ojos se cierran, sin importar el lugar o la compañía. Imagínate mi sueño REM en compañía...

Unamuno era criticado por dormir más de doce horas al día. Él se jactaba, pues decía que era el más despierto de los despiertos.

Buenas noches