15 de abril de 2009

CONVULSIONES DE UN CHAMÁN

entonces todo se parece a ahora mismo
pero en realidad no tiene nada que ver.
 
siempre digo que no,
pero en realidad es que sí.
 
el océano no tiene fuerza para engullirme:
tengo el cerebro aferrado a ti.
 
cerca de un abismo.
 
el corazón me palpita a un ritmo folklórico,
algo parecido a un akelarre.
todas las hogueras del mundo crepitan
tu nombre en mi sangre
estancada.
 
parece lo mismo de siempre
pero en realidad no tiene nada que ver.
 
cerca de un precipicio.
 
y al final siempre lo mismo:
digo que no o parece que digo que no
pero en realidad siempre es que sí
y mi cerebro te atenaza imperceptiblemente
y las brujas te gritan por dentro
de mí
y me hundo en
el abismo                                                           otra vez